Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Física’ Category

La inteligencia y el cerebro de EinsteinUn estudio publicado recientemente en la revista Brain reveló que el cerebro de Einstein, a pesar de ser de tamaño normal poseía un número inusual de dobleces o pliegues, pudiendo esto explicar su extraordinaria inteligencia. A raíz de su muerte en 1955 el cerebro de Einstein fue dividido en 240 segmentos y repartido a diferentes investigadores. La mayoría de estas muestras se perdieron y muy poco se había escrito acerca de los resultados de estas investigaciones.

Se utilizaron fotografías del cerebro antes de ser seccionado para generar un “mapa” que conecta los 240 segmentos y los 2000 trozos en los que fueron posteriormente divididos. Las fotos tomadas de la colección privada del patólogo  Thomas Harvey, quién fue el que originalmente realizó las incisiones, muestran diversas peculiaridades del cerebro de Einstein.

A pesar de que éste era de tamaño normal, pesando aproximadamente 1.230 gramos, ciertas áreas contienen un inusual número de pliegues y hendiduras en comparación con otros 85 cerebros estudiados. El antropólogo Dean Falk de la Florida State University encontró que el cerebro de Einstein en cada uno de sus lóbulos posee regiones que son “excepcionalmente intrincadas en sus convoluciones”.

Los resultados confirman estudios anteriores que sugieren que el patrón inusual de pliegues cerebrales puede estar ligado a su inteligencia y a la extraordinaria habilidad de Einstein para resolver problemas de fisica. Falk y sus colegas, según la revista Brain, también observaron que el cerebro de Einstein estaba aumentado de tamaño en aquellas regiones que transmiten impulsos nerviosos a la cara, la lengua y a la corteza prefrontal, área esta involucrada en la planificación, concentración y comportamientos cognitivos complejos.

La cantidad extra de materia cerebral ligada a la cara y la lengua explica la afirmación de Falk de que el pensar para Einstein era más “muscular” que verbal, añadiendo que Einstein utilizaba su corteza motora de un modo muy particular.

Albert Galaburda, neurocientífico del Harvard Medical School afirmó que lo importante de este artículo es que describe por primera vez la anatomía del cerebro de Einstein en gran detalle. Lo interesante sin embargo sería investigar si el cerebro de Einstein era originalmente así, lo que le dio sus talentos en física, o si fue su extraordinaria labor investigativa lo que hizo que su cerebro se “ensanchara” y desarrollara de esta manera.

Para Falk y Galaburda ambos factores influyeron en su inteligencia, así como también el hecho de “haberse criado en un ambiente de mucho amor y cariño”.

Read Full Post »

_41038157_einstein4Ya hemos tratado aquí en otras oportunidades lo que representaba para Einstein Dios y la religión. Del blog “Historia Divertida” tomo esta interesante entrevista que le hiciera la BBC a Gerald Holton, profesor de física y de historia de la ciencia de la Universidad de Harvard.

La de Einstein era una “religión cósmica”, afirma Holton en su trabajo “El tercer paraíso de Einstein”. Holton señala que el físico pasó de un período religioso a otro científico y finalmente a una visión del cosmos que conjugaba a ambos.

Holton tuvo un acceso único a los textos de Einstein, ya que fue designado curador de sus documentos, con el objetivo de ponerlos a disposición de la investigación científica.

El profesor Holton explicó a BBC Mundo en qué consiste el “tercer paraíso” de Albert Einstein.

Einstein hablaba mucho sobre Dios. ¿Cree Usted que creía en Dios?

Definitivamente sí. Pero debemos recordar que así como inventó su física y su estilo de vida, también inventó su religión.

Era el Dios de Spinoza, que introdujo la racionalidad en el mundo, de modo que la Naturaleza y Dios se identifican.

¿Cómo llegó Einstein a esta idea?

Esto fue resultado de un proceso. Cuando niño, recibió instrucción religiosa en la escuela a la que lo mandaron sus padres, que era católica. Pero en casa recibió también instrucción en el judaísmo.

Luego dejó de un lado este aspecto religioso, y se dedicó del todo a la ciencia. Y fue sólo bastante después en su vida, alrededor de 1929, cuando vio tanto antisemitismo, que volvió a preocuparse del tema.

En uno de sus textos (…) vemos no sólo que ha estado leyendo a Spinoza, sino un eco de lo que Spinoza escribió en el siglo XVII sobre ética, un libro que Einstein leyó y releyó muchas veces.

En ese libro Spinoza usó a Euclides como modelo, es decir, usa algunas afirmaciones como axiomas, “Dios existe”, “la naturaleza existe”, entonces, ¿cuál es la relación entre ellos?

Y luego extrae como conclusión que existe una forma de llegar a Dios a través de la naturaleza. Ahí está la conexión entre ambos y eso es lo que Einstein llamó su religión cósmica.

¿En qué consistía esa nueva visión de la religión?

Creía que la religión en el pasado respondía al miedo y en nuestros días a consideraciones éticas, con la idea de un Dios personal que nos atiende a cado uno de nosotros.

(más…)

Read Full Post »

Unas cartas escritas por Einstein en donde expone sus puntos de vista con respecto a como lidiar con una Rusia beligerante, así como otras en las que califica de “tonterías” la afirmación de que sus teorías son difíciles de comprender, serán subastadas en Londres el próximo jueves. Una subasta que traerá mucha publicidad si se recuerda la última carta de Einstein que se subastó por 170.000 libras esterlinas en Mayo pasado en la que el científico califica a las religiones de “supersticiones infantiles”, el “producto de la debilidad humana”. 

En este grupo de cartas Einstein se muestra como todo un diplomático. Sus consejos para lidiar con Rusia resuenan con la manera en que los gobiernos occidentales han manejado la invasión de Georgia por parte de la Unión Soviética. Pero de la misma manera no deja de ser fulminante contra los “periodistas superficiales” que según él son incapaces de comprender sus teorías. 

Las cartas a subastar corresponden a la comunicación epistolar que mantenía Einstein con el psicoanalista Walter Marseille quién lo contactó para promover su idea de un gobierno mundial en un artículo llamado A Method to Enforce World Peace (Un método para promover la paz mundial) que también fue enviado a Bertrand Russell. 

En 1948 Einstein le respondió a Marseille lo siguiente: “Lo mejor es hacerle ver a Rusia que no se logra nada con la agresión, más bien mostrarle los beneficios de formar parte de un gobierno mundial: de esta manera la actitud de Rusia probablemente cambie y esté dispuesta a unirse a este proyecto voluntariamente”

En otra misiva posterior Einstein de nuevo propone el acercamiento diplomático: “La actitud de los rusos, me parece a mí, muestra claramente que ellos están profundamente preocupados acerca de la situación militar industrial y que estarían dispuestos a hacer concesiones considerables dentro de un ambiente de flexibilidad”. 

En una tercera carta escribió: “Desde mi punto de vista resulta mucho mejor, moral y prácticamente hablando, intentar un estado de cosas en que los rusos, actuando en interés propio, encuentren preferible abandonar sus posiciones separatistas”. 

Simon Luterbacher, quién es el encargado de la venta para Bloomsbury Auctions, afirmó que las cuatro cartas a Marseille ofrecen una visión de la postura de Einstein frente a los asuntos mundiales de la época. “Pienso que Einstein estaba muy abierto a la idea de llegar a un acuerdo con Rusia, que es posible aprender a vivir con ellos” Según Luterbacher en estas cartas Einstein simplemente estaba expresando su opinión personal con respecto a estos asuntos, la intención no fue nunca hacerlas pública. 

Dentro de este grupo de correspondencias se encuentra una carta escrita a mano a Adrien Wils, un miembro del público que le escribió a Einstein criticando su “teoría de la relatividad”. En la carta de respuesta a Wils, la cual nunca se expuso a la venta, Einstein refutó la idea de que su teoría fuese equivalente al relativismo moral. Escribió: “Este tópico no tiene nada que ver con la afirmación superficial de que ‘todo es relativo’ … la teoría de la relatividad no es, por lo demás,  una teoría filosófica sino una puramente física”. En la misiva Einstein culpó a los periodistas por no ser capaces de comprender uno de sus logros científicos más importantes. “Esa tontería de que la teoría de la relatividad es extremadamente difícil de entender es un completo disparate promovido por periodistas superficiales”. 

Hablando de la correspondencia epistolar de los distintos científicos Harvey Brown, biógrafo de Einstein, afirmó que éste debió haber tenido muchísima correspondencia por responder pero seguramente hacía lo necesario para contestarle a todos. Incluso le respondía a los niños que le escribían. 

Luterbacher espera que la carta de Wils se venda por 6.000-8.000 libras esterlinas, y las cuatro de Marseille por 6.000. 

En el 2007 una carta de Einstein sobre el gobierno mundial se subastó por $9.000 (5.000 libras esterlinas). Un ensayo científico de 6 páginas, más una carta,  se vendió por 300.000 libras esterlinas.

Fuente: The Guardian

Read Full Post »

Una nota interesante que encontré en mecánicas celestes sobre el plan que tenía EEUU de construir un acelerador de partículas más grande que el Large Hadron Collider y que aparentemente fue cancelado por motivos “no sólo” económicos:

 

A raíz del boom mediático que ha surgido con el proyecto científico más importante en la actualidad, el Large Hadron Collider (LHC), es bueno recordar que el congreso de los EEUU, bajo la presidencia de Ronald Reagan, había aprobado la construcción de un acelerador de partículas mucho más grande que el LHC, el Superconducting Super Collider (SSC), en las afueras de Dallas, Texas. 

Durante la etapa de diseño y construcción de este acelerador sin embargo surgió un acalorado debate con respecto al alto costo del proyecto. En 1987 se le participó al congreso que la obra costaría $4.4 billones pero para 1993 la proyección de los gastos llegó a los $12 billones. Al mismo tiempo la NASA ya se había comprometido a contribuir con el financiamiento de la Estación Espacial Internacional (Internacional Space Station) que requería aproximadamente la misma cantidad. Aquellos que no estaban de acuerdo con el proyecto aludieron que los EEUU no estaba en capacidad de financiar ambos programas. 

El proyecto fue cancelado finalmente por el congreso en 1993. Los factores que contribuyeron fueron varios: los altos estimados de los costos, el pobre manejo de la administración por los científicos encargados y los oficiales del Departamento de Energía, el colapso de la Unión Soviética, por lo que ya no era necesario demostrar la supremacía científica de los EEUU, la creencia de que la misma cantidad de dinero podía financiar varios proyectos de igual importancia y sobre todo la resistencia del gobernador de Texas Ann Richards y el presidente Bill Clinton para apoyar un proyecto que había sido aprobado durante la administración de Ronald Reagan y George H. W. Bush. El presidente Clinton sin embargo en 1993 trató de prevenir la cancelación del proyecto aludiendo que el abandonar el Superconducting Super Collider comprometería el liderazgo de los EEUU en el área del desarrollo científico. 

Dada la magnitud de la obra el cierre del SSC trajo una recesión a la zona sur de Dallas. En el momento de la cancelación ya se habían excavado 22.5 km (14 millas) de túnel y se habían gastado casi 2 billones de dólares en las inmensas instalaciones. Estos edificios están actualmente desocupados. Su exterior muestra algunas ventanas rotas y puertas que han sido forzadas. Las instalaciones han sido utilizadas para la práctica de ejercicios militares. 

En cuánto a las diferencias con respecto al Large Hadron Collider el Superconducting Super Collider estaba diseñado para alcanzar energías más altas de las que se producirán en el LHC en Europa (vea aquí algunos datos numéricos sobre el LHC) El LHC por otra parte resultó menos costoso que el SSC por cuanto es de menor tamaño pero también porque se aprovecharon las instalaciones existentes del Large Electron-Positron Collider (LEP) 

A pesar del esperado y bien recibido éxito que está teniendo el Large Hadron Collider en EEUU muchos científicos norteamericanos no han podido evitar expresar la frustración de que su país no haya sido el protagonista y líder de un proyecto tan importante para la ciencia moderna como es el LHC. Como ha expresado el reconocido físico teórico Michio Kaku: con la cancelación del Superconducting Super Collider el congreso de los EEUU “se aseguró de que el liderazgo en física avanzada pasara de los EEUU a Europa”

Read Full Post »